lunes, 19 de octubre de 2015

Geografía de T´siík Kaaj



"No cualquiera pide un mapa de las tierras salvajes por que no cualquiera puede hacer, leer o conseguir uno. T´siík Kaaj tiene pocos habitantes que deseen salir de sus hogares para aventurarse a los peligros que llenan estas tierras. Solo unos cuantos mercaderes, misioneros, mercenarios y malhechores son los que gustan rondar por El Gran Camino.


Desconfía de cualquiera que te ofrezca "un auténtico mapa". De cualquier forma eso no es suficiente. Se necesita además alguien que sepa contártelo. Un cuentamapas es lo único que te asegura de que el papel que te están dando es de verdad y no solo un cuadro de «solo los pútridos dioses muertos lo saben». Pero no es todo. El cuentamapas debe de darte el sello que lo avale como tal, hecho con minerales más finos de Xamankoos, si no lo hace, entonces estás realmente perdido."
— Gimeno de la Puerta del Águila, Cuentamapas—



Mapa de T´Siík Kaaj


IXCANUK KAAJ (Las Tierras de Fuego y lava)

Lugar en donde se supone se asentó una gran civilización en la antigüedad. Apenas unos pocos vestigios de construcciones en ruinas es lo que queda y muy pocos son los individuos lo suficientemente tontos o locos para aventurarse en Ixcanuk Kaaj, las tierras de fuego y lava.

El terreno desértico rocoso no ayuda en nada a quienes intentan viajar en dirección Noreste de las tierras salvajes, anexando a eso el candente clima y el río de lava y las placas de magma que continúan hasta muy adentro del llamado Mar de Fuego. Esta es la tierra entre los volcanes. Al sur, el temido volcán de los sacrificios. Mientras que hacia el norte, se dice que aguardan los secretos de la más alta hechicería, custodiados por un ejército invencible y por K’áak Kuxa’an, la bestia de fuego que hace su nido en el volcán del norte.

XAMANKOOS (Águilas del Norte)

Ubicada en la región norte, Xamankoos es donde se encuentra una de las ciudades más antiguas que siguen de pie. Llamada simplemente La Puerta del Norte, esta metrópoli amurallada alberga a una población promedio de entre 5 mil y 7 mil habitantes, divididos entre humanos, dziú y unos cuantos Miís Ts´uul. La ciudad es gobernada por Waayixchac, la hechicera carmesí, sin importar su linaje Wiík Kaan es apoyada siempre por la fuerza de La Guardia Dorada, bajo las órdenes del capitán Ruiz. La Puerta Norte es también donde hacen su nido varias cofradías de ladrones, siendo su líder Ca-Pek.

Puerto Caracol comunica a Xamankoos con el Mar del Norte. Mientras que Puerto Espíritu es de donde van y vienen los barcos a los puestos mineros que se colocan temporalmente a lo largo de las costas del Mar de Fuego.  
Las cordilleras norte y sur, conocidas como los brazos de Xamankoos proveen de minerales a la zona.

K´AB XUUL (Lugar Frontera) 

Entre el Ts´ono´ot de Sal y el Mar del Norte, al sur de Xamankoos, están las tierras conocidas como K´ab Xuul. Inician en el norte con el bosque y posee toda la cordillera al lado del Ts´ono´ot de Sal. La jungla es marcada en esa zona, al grado que no está habitada, aunque se habla de que en la jungla boscosa viven los temidos y traviesos aluxes. Colindando con el Río Muuch y el Gran Camino Tsiik Kaaj-Verde Sur, se encuentran dos poblados. La zona pantanosa continúa deshabitada por cualquier civilización, aunque se dice que comunidades de Grippli rondan por la zona.

T´SIIK KAAJ (Tierras Salvajes)

Comprende la región ubicada al este, desde las Montañas de los Gigantes, tocando el Mar del Norte, pasando por la orilla del Río Muuch, El Gran Camino, y terminando en el Mar de Ts´ono´ot por un lado y Wuuts Naab por el otro. Por lo que no es sorpresa que sea la zona con más aldeas y poblaciones, las cuales suelen ser gobernadas por algún adepto del león solar, un miembro de la realeza e incluso alguna que otra cofradía o grupo que maneja todo desde las sombras. Es sabido que además de los ladrones que practican el pillaje en ciertas partes de El Gran Camino, existen cuando menos dos asentamientos de hombres lagarto por las zonas pantanosas aledañas del Mar de Ts´ono´ot pero la parte más peligrosa sigue siendo hacia Wuuts Naab debido a los conflictos con las tribus de trogloditas en las cuevas de las montañas y desde luego, debido a su frontera sur. Al sur se encuentra la peligrosa y temida tierra de Kimen Kiimil.

KIMEN KIÍMIL(Muerto Muerte)

Más al sur de Wuuts Naab se encuentra la otrora gran ciudad de Kiímil, asentada en las faldas de las montañas en donde en otros tiempos otros pueblos adoraban a extraños y prohibidos dioses. Hace años que en esa ciudad no vive nadie, pues se dice que una temible maldición lanzada por su propio dios acabó con ellos. Lo que se siembra ahí, no da fruto y lo que entra a la ciudad sale muerto o devorado por los chacales, buitres y otros carroñeros.

Mientras, Kimen, la que fuese antes una gran ciudad comercial y punto vital en la frontera con Verde Sur es hoy por hoy una ciudad que ni siquiera los hombres lagarto se atreven a rondar. El lugar está maldito y por eso el viejo camino a Verde Sur no es usado por nadie.

MA´AX NUKUCH KAAX (Selva de los Monos)

La enorme selva se extiende desde el Mar de Ts´ono´ot, un brazo del Río Muuch, el Río Lich Jun, parte del Mar de Verde Sur, y una parte del El Gran Camino junto al Ts´ono´ot de Sal, hasta alcanzar las tierras de Ixcanuk Kaaj, justo al pie del volcán del sur. Gracias a la aldea de pescadores que se asienta en el Gran Camino a una orilla del Ts´ono ´ot de Sal se sabe que en la parte norte de la selva existen varias aldeas de Wiík Ma´ax, de ahí el nombre del lugar. Algunos geográfos y exploradores toman a la pantanosa isla entre los ríos Lich Jun y Lich Ka como parte de Ma´ax Nukuch Kaax, mientras que otros le llaman "Pantanos de la Muerte" asociándolos a Kimen Kiímil. Sin embargo varias incursiones de hombres lagarto por la isla desmienten esa posibilidad.

VERDE SUR

Justo al sur de Ixcanuk Kaaj, se encuentra Verde Sur, el Jade de T´Siík Kaaj. Terminando la extensa selva y a los pies del volcán sur, justo a un lado de El Gran Camino, se encuentra la primera ciudad de Verde Sur. Siguiendo sobre la calzada y tras varios días de viaje, puede vislumbrarse otra enorme urbe de unos 8 a 10 mil habitantes, apenas la mitad de los que llaman a Ya´axiw su hogar.
Ya´axiw es la gran capital. Desde aquí el Gran Rey Sacerdote de , el Dios sol-león, gobierna todos los territorios y administra los periodos de la vida, como la caza, la siembra, los rituales de nacimiento, matrimonios y rituales de la madurez; la recolección y los funerales. Todo pasa por la mano de Ajaw K´iín. Aunque existe una construcción enorme en Ya´axiw que hace funciones de templo, es llamada solamente "La Capilla del Sol", mientras que varios kilómetros al sur, se encuentra "El Templo de las Estrellas". Cruzando el Mar de Verde Sur a través del puente Imix aak´, se encuentra el místico Itzam Can Ain, santuario y monasterio en donde se enseña a los adeptos e inquisidores del león solar. Por último, el Ojo del Tucán, el faro de resguardo y puerto para el Mar de Verde Sur.  


  



 

lunes, 12 de octubre de 2015

Las tierras salvajes deT´síik Kaaj


T´síik Kaaj es una tierra salvaje de ficción. Si bien posee elementos de la cultura maya, NO ES en forma alguna un escenario histórico. La ciudad de Ya´axíw , sus habitantes y siniestros sacerdotes son totalmente una fantasía, que solo se alimenta y bebe de la mitología maya como una de sus principales y más notorias fuentes pero no la única.

Las razas que habitan este mundo no son aquellas que se suelen ver en los mundos llamados de alta fantasía, pues de acuerdo a lo que se cuenta, en toda T´íik Kaaj solo quedan las siete razas que son:
Los Wiíkin, los Aluxes, los Miis Ts´uul, los Chuleles, los Dziú, los Wiínik Ma´ax y los Wiíkin Kaan. 


Hembra Wiíkin, Explorador Miis Ts´uul, Hechicero Aluxe

Wiíkin


Los Wiíkin son los seres humanos, que tienen sus variantes conforme a su propio pueblo, pero que conservan suficientes características como para poderlos aglutinar en una especie.

Miis Ts´uul

La mayoría de los Miis Ts´uul son cazadores-recolectores tribales que viven en armonía con la naturaleza, aunque algunas tribus se han aclimatado bien a entornos urbanos. Como cultura, los Miis Ts´uul son leales, generosos y amistosos. Les gusta pertenecer y estar en armonía con un grupo cuyos miembros trabajen juntos para cumplir sus necesidades y deseos. Los Miis Ts´uul tribales prefieren que los miembros más capaces de la sociedad la dirijan, de modo que todas las tribus poseen un consejo de altos subjefes. El jefe de la tribu es habitualmente el miembro más competente (y con mayor talento mágico) de esa tribu.

El crecimiento personal es parte de la cultura de los Miis Ts´uul, ya que es la expresión de un modo de exploración personal. Ese pueblo posee pocos tabúes y a menudo exhiben excentricidades inofensivas aunque extrañas. Los individuos cultivan un amplio rango de búsquedas y autoexpresión, tomando riesgos que otros calificarían como imprudentes. A la mayoría de los Miis Ts´uul les gusta ser el centro de atención, pero no a costa de la cohesión del grupo.

Aluxes

Los Aluxes alcanzan una discreta altura de unos 3 pies.Dziú Prefieren caminar descalzos, haciendo que las plantas de sus pies acaben siendo sumamente duras. Suelen tener verdaderos penachos de pelo grueso y rizado que mantienen calientes los empeines de sus anchos y curtidos pies. Su piel tiende a presentar colores almendrados y su pelo suele lucir tonos pardos. Tienen las orejas puntiagudas, pero proporcionalmente no mucho más grandes que las de un humano. La tradición sostiene que los Aluxes son invisibles generalmente, pero pueden asumir forma física con el propósito de comunicarse o espantar a los humanos así como para congregarse entre ellos.
Se dice que los Aluxes esconden secretos de hechicería que no se los revelan a cualquiera.

Oráculo Wiínik Ma´ax, BrujaWiínik Kaan, Guerrero Dziú   


Dziú

Los dziú son una raza de humanoides tipo pájaro que se asemejan a los cuervos y cornejas pero de ojos en color rojo, y con frecuencia sufren el mismo estigma. A pesar de que con frecuentemente escogen vivir entre otras razas en ciudades densamente pobladas, su sociedad es estricta y cerrada, y raramente permiten que otros vean su funcionamiento interno. Los dziú suelen agruparse en pequeños grupos para crear refugios en almacenes vacíos o edificios cerrados, y los forasteros asumen generalmente que esos estridentes lugares de reunión son cofradías de ladrones – una asunción que es correcta aproximadamente la mitad de las veces.

Wiínik Ma´ax

Los Wiínik Ma´ax son humanoides simiescos inteligentes que viven en la profundidad de los bosques y junglas. Son ágiles y astutos, pero lastrados por una curiosidad sin límites y un amor a las bromas que, aunque normalmente son inofensivas, dificultan congraciarse con aquellos con quienes se encuentran. El cuerpo de un Wiínik Ma´ax está cubierto por una fina capa de pelaje suave y los invididuos con el pelo castaño, marfileño e incluso dorado son comunes. A pesar de su pelaje, a los Wiínik Ma´ax les crece un largo pelo en la cabeza al igual que a los humanos, y tanto machos como hembras se esfuerzan en llevar elaborados peinados para importantes funciones sociales. El cabello de la cabeza de un Wiínik Ma´ax coincide con el color de su pelaje. Todos los Wiínik Ma´ax poseen largas colas prensiles y pies con pulgares oponibles capaces de movimientos articulados complejos. Un Wiínil Ma´ax tiene una altura ligeramente más baja que un humano típico. Los machos pesan entre 150 y 200 libras como mucho, con las hembras pesando ligeramente menos. Suelen vivir en grandes pueblos arbóreos conectados por puentes de cuerda y escaleras. Las casas están excavadas en los árboles, pero habitualmente están abiertas a los elementos excepto por toldos de hojas tejidas y tejadillos.

Wiínik Kaan

Los Wiínil Kaan son una raza de humanoides exóticos conocidos por su astucia y afinidad por los venenos de todas clases. La carne de un Wiínik Kaan está formada por finas escamas que desde la distancia o incluso a unos pocos pies aparenta ser una piel particularmente suave. Estas escamas son normalmente de un único color oscuro, aunque algunos poseen complejos patrones como rayas o incluso espirales. La lengua de un Wiínik Kaan es bífida igual que la de una serpiente, y sus ojos carecen de pupilas visibles. Aunque abundan las leyendas de que el más leve roce de un Wiínik Kaan puede matar a un humanoide mortal, esos cuentos son evidentemente falsos. La piel de un Wiínik Kaan  no es más venenosa que la de cualquier humano, pero es cierto que su sangre, saliva y otros fluidos corporales pueden ser peligrosos. Los Wiínik Kaan están entrenados en el uso de su propia saliva o incluso su sangre para envenenar sus armas y aquellos que luchan contra ellos deben ser cautelosos con la exposición al veneno Wiínik Kaan. 



Ya´axiw
La ambientación debe entenderse como una de Espada y Hechicería en donde cultos a dioses y entidades profanas y demoníacas existen. Pueblos temen y otros sufren, clamando por un libertador que ha pasado de ser esperanza, a profecía, a leyenda, a mito.


"Y cuando Ek Noj Balam, el gran jaguar negro, aparezca 
será el tiempo en el que las siete razas volverán a deambular por los caminos. 
Y cuando Ek Noj Balam gobierne sobre la hierba verde, 
entonces ese día será el último de la dinastía sacerdotal en T´síik Kaaj"